El Nuevo Circuito Comercial fue creado por la hidroeléctrica Entidad Binacional Yacyretá, para reemplazar a la antigua zona baja de la ciudad de Encarnación, que quedó bajo agua debido a la suba del Río Paraná.

Los nuevos locales comerciales se han ubicado a una centena de metros de la cabecera del puente Roque González de Santa Cruz, que une la ciudad de Encarnación (PY) y la ciudad de Posadas (Argentina), facilitando de esta forma el acceso a los visitantes y turistas argentinos interesados en conseguir buenos precios para los productos importados.

Entre los productos que se pueden adquirir se encuentran, ropa de vestir, jugueterías, mueblerías, electrodomésticos, electrónica, bazar, mercerías, regalerías, cotillón, peluquerías y salones de belleza, sastrerías, casa de cambios, bancos, cooperativas, centro educativos y de enseñanza, repuestos, autopartes, tunning, equipamientos, seguros para automóviles, estaciones de servicios, surtidores, venta de telas, restaurantes, comidas rápidas, hamburgueserías, supermercados, farmacias, perfumerías, remedios medicinales, y toda una serie de pequeños y grandes comerciantes.

El Nuevo Circuito Comercial comenzó a funcionar casi en su totalidad a partir del mes de febrero del año 2010, pues de los casi 400 puestos afectados, más de la mitad ya se encontraban relocalizados. La apertura del Nuevo Circuito se dio con un gran movimiento de compradores, debido al fácil acceso a la zona comercial, la comodidad y la higiene de los locales.

Para el mes de abril del 2010, la Entidad Binacional Yacyretá (EBY) había informado que ya encontraban concluidos unos 790 locales para los vendedores que tenían puestos en las aceras de la Zona Baja de Encarnación, conocidos popularmente como mesiteros y otros 44 estaban aún es proceso de terminación.

El arquitecto Julio Fariña encargado de la construcción de los nuevos locales comerciales informó que se construirían unos 1.022 locales comerciales y que la EBY invirtió unos G. 27.000 millones sólo en salones destinados a los más de mil mesiteros de la Ex Zona Baja, dichos salones constan de un salón de venta, con lavatorio, y un entrepiso al que se accede por una escalera metálica desde la planta baja.

Unas 200 hectáreas que se extienden desde la Feria Municipal, conocida popularmente como La Placita en el barrio Buena Vista, hasta la cabecera del puente internacional comprende este nuevo circuito.

Para el año 2011 estaba previsto que los carrobares, paradas de taxi y sanitarios sexados que se encontraban en la zona baja, pasen a tener su propio local con una inversión de 2.081 millones de guaraníes, que también sería solventa por la EBY.

En vista, al considerable crecimiento comercial de la zona, antiguos propietarios de comercios apostaban por este nuevo circuito construyendo las modernas sedes para futuros emprendimientos de negocios, pues su ubicación estratégica y la nueva imagen que proyecta aseguraba que en poco tiempo más, este nuevo circuito sería considerado el pulmón de negocios en la frontera del sur.

Las obras comprendían 24 puestos de comida, para los propietarios de los antiguos carrobares de la Zona Baja de Encarnación. Dichos puestos cuentan con baño, cocina y una superficie total de 33 m2, que incluye un espacio techado para la clientela.

Las 6 paradas de taxi, al igual que los comedores mencionados, se localizaron en las áreas de mayor afluencia de visitantes, habiéndose consensuado su ubicación con los adjudicatarios y la Municipalidad de Encarnación.
Los baños públicos, diferenciados por sexo, tendrán además equipamiento y acceso adecuado para personas con dificultades motoras. El emprendimiento contribuirá al ordenamiento, higiene y comodidad del público, cada vez más numeroso, que concurre al sector.

La moderna obra representó una inversión de más de 13 millones de dólares. Solo en infraestructura, la Entidad Binacional Yacyretá  invirtió unos 4 millones de dólares, y en el pavimento de las calles internas, la inversión superó el millón y medio de la misma moneda